Londres con niños

Quien soy
Pau Monfort
@paumonfort
REFERENCIAS EXTERNAS:

travellerspoint.com

Autor y referencias

Visitar una ciudad con niños no siempre es unas vacaciones… Gente tan pequeña en ciudades tan grandes puede hacerte sudar frío. Aquí tienes una pequeña guía práctica para que tus pocos días en familia en la capital inglesa no se conviertan en una pesadilla.

Cultura, monumentos, sí, pero con moderación


Aunque amemos los grandes monumentos, los museos interminables o las galerías de arte, debemos entender que para los niños estas visitas pueden convertirse rápidamente en un infierno. Por lo tanto, tratamos de quedarnos allí solo si hay actividades divertidas para hacer allí. Por ejemplo, el Palacio de Buckingham es una atracción imperdible en Londres. Para hacerlo más atractivo, ¿por qué no ir allí durante el cambio de guardia?


Para tener una visión general de Londres y asegurarse de entretener a sus hijos (a menos que estén mareados), puede ir al London Eye. Esta vía, una de las más altas de Europa, permite tener una visión global de la ciudad, en 30 minutos, con total seguridad.

En cuanto a los museos, si tus hijos no son demasiado pequeños, la visita al Museo de Historia Natural es imprescindible. No solo quedarán fascinados con los dinosaurios y otros insectos, sino que la sala de investigación les permitirá usar microscopios y otras computadoras. El Museo de las Ciencias y la Tate también ofrecen espacios dedicados a los niños. Una buena manera de divertirlos, en un ambiente cultural. No hace falta decir que el Museo Madame Tussauds, un museo de cera, también les encantará. ¿Qué niño no ha soñado nunca con posar para una foto con sus ídolos, aunque sea de cera?



no olvides el resto

Como adultos, es fácil caminar durante horas en un recorrido por la ciudad, detenerse solo unos minutos para comer y… volver a la carretera de inmediato. Con los niños, tienes que aprender a tomarte tu tiempo. Así que Londres es la ciudad ideal para esto, ya que ofrece muchos parques y lugares verdes para hacer un picnic o descansar las piernas cansadas.

St James, por ejemplo, es el lugar ideal, porque está en el centro de la ciudad y ofrece mucha tranquilidad y vegetación: el lugar perfecto para una breve escapada. Para un momento más largo de relajación, opte por Hyde Park. Allí, el pequeño lago ofrece diversas actividades divertidas tanto para adultos como para niños, paseos en bote o hidropedales, por nombrar algunas. 


El alojamiento también es importante para una buena estancia con tus hijos. Tener un alojamiento propio permite a nuestros hijos sentirse como en casa, disfrutar de una habitación propia, un salón para jugar, una mesa para comer. Et pour les parents, un des grands avantages réside dans le fait qu'ils peuvent coucher les enfants et savoir qu'ils dorment tranquillement dans la pièce d'à côté, en toute sécurité… Et qu'ils rechargent calmement leurs batteries pour la journée ¡siguiente, próximo!
 


Añade un comentario de Londres con niños
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.