forworldtriplovers.com

5 productos para tener en tu bolsa de viaje

Quien soy
Joel Fulleda
@joelfulleda
REFERENCIAS EXTERNAS:

FUENTES CONSULTADAS:

Valoración del artículo:

Advertencia de contenido


Kit de farmacia para trotamundos treintañeros

¿Un descanso relajante en una isla secreta de Tailandia, un viaje por carretera en otoño en una Patagonia salvaje o un itinerario de descubrimiento en el Yucatán de los mayas? ¡No arruine su estadía con un dolor de cabeza inesperado, picazón o acidez de estómago! Pon los cinco productos de farmacia imprescindibles en tu maleta como prioridad para preservar tu bienestar y tu buen humor.




 


1. Protéjase de los traicioneros rayos ultravioleta

Un protector solar de alta protección, en forma de tubo, spray o barra reservado para zonas sensibles, protegerá tu piel contra las quemaduras solares y el envejecimiento prematuro. Aplicado generosamente y renovado cada dos horas, te asegurará un bronceado gradual y natural que mantendrás al recubrir tu cuerpo con una loción para después del sol calmante e hidratante.

2. Calma tus dolencias estomacales

La gastronomía local o el exceso de glotonería te han jugado una mala pasada y sufres de hinchazón y dificultad de digestión: los apósitos gástricos, compuestos de polvos para diluir en agua o en forma de almíbar, calmarán instantáneamente tus dolores. Se puede combinar con un desinfectante intestinal que remediará la acidez de estómago y los problemas de tránsito.

3. Protéjase de las picaduras de insectos

Tu aliado más seguro y eficaz sigue siendo el repelente de mosquitos para la piel que se rocía sin moderación en las partes expuestas de tu cuerpo (disponible en farmacias o droguerías online). Dependiendo de la zona, templada o tropical, de tu estancia, elige una loción repelente más o menos potente. Algunos, destinados a la ropa, brindan la máxima protección al evitar que los insectos se aventuren a través de las telas. Si los mosquitos han hecho su trabajo, calme la picazón con un ungüento que contenga un anestésico local o un spray antihistamínico que proporcione una relajante sensación de cubitos de hielo.





4. Equípate con un analgésico para todo uso

Los dolores de cabeza temporales, la fiebre leve, los dolores musculares, los dolores dentales o la menstruación desaparecerán tras la ingesta de antiinflamatorios de amplio espectro a base de paracetamol, ibuprofeno o aspirina. En pastillas efervescentes, cápsulas blandas o comprimidos recubiertos, estos analgésicos disponibles se ingieren con un gran vaso de agua, según la dosis indicada en las instrucciones, y su acción beneficiosa es inmediata.



5. Recoger apósitos antisépticos

Además de una solución antiséptica que no pica, con poco o sin alcohol, equípate con una gama de vendajes adhesivos, resistentes al agua y que evitan cualquier riesgo de infección. Así tratado, la más mínima lesión como una ampolla en el pie, un corte en el dedo o un rasguño no perturbará tus vacaciones.



Para leer también: 10 lugares para ver al menos una vez en la vida

Este artículo puede contener enlaces comerciales

Añade un comentario de 5 productos para tener en tu bolsa de viaje
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.